La oración

Una de las cosas que trajo de la mano la crisis de la modernidad, o la Postmodernidad es el volver a lo espiritual, a buscar en lo espiritual respuestas y anhelos de trascendencia, y el orarle a alguien, el elevar una plegaria a un santo, a un ángel, o “divinidad” se está convirtiendo en moda otra vez en nuestro mundo, incluso he llegado a ver gente de distintas confesiones religiosas, cada uno orándole a la divinidad en que cree, de la manera en que lo percibe, juntos con una determinada causa, lo que muestra toda una efervescencia en este sentido en nuestro mundo en el día de hoy.

5 comentarios sobre “La oración

  1. Muy enriquecedor y de gran bendición el programa: temas como las desviaciones de orantes en el postmodernismo; nuestras posturas o cerviz en la Oración; y principalmente la importancia de la Oración del Padre Nuestro, ciertamente la Oración sigue siendo un misterio, calma multitudes y todos tendríamos que volver hacer la Oración que se hizo hace más de dos mil años. He visto algunos extractos de los Mandamientos de Jesucristo, pero en ellos NO queda claro el mandato de Mateo 6:6-8, aclarado o revelado en Mateo 6:9-13, para algunos estudiosos hay 90 mandamientos, para otros son suficientes 49 mandamientos, en estos últimos por ejemplo, se toma Mateo 6:1-18 que incluye la Oración dentro del Mandamiento de Práctica de Disciplina Secreta o Fe, ciertamente la Oración es un relación personal con Dios, pero ninguna Perfecta y más que abundante en Gracia y Fe que aquella inspirada por Dios mismo, ordenada por nuestro Señor Jesucristo, la conocemos como el Padre Nuestro enseñada por nuestro Señor, Oración que para los fieles siervos u ovejas del Señor, por perfecta siempre será válida, y por obediencia para los primeros o legitimidad para los segundos nunca debe faltar en su adoración. Dios Bendiga a los Constructores y Colaboradores del Programa.

  2. bendiciones para ustedes. gran tema la oracion pues la hacemos aveses mecanicamente sin valorar que es realmente un dialogo con DIOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *