Los adolescentes y la lectura de la Biblia

jovenes-leyendo-bibliaHablar de adolescentes y lectura es algo que los padres dicen que es muy difícil, y si hablamos de adolescentes leyendo la Biblia capaz que todavía alguno frunce el seño y dice: ¿cómo hago para que los adolescentes que me rodean tomen el texto bíblico y lo adquieran como hábito a la lectura, su estudio y su aplicación para todos los días?, es un gran desafío y aquí lo venimos a plantear, tomamos el estandarte con Ezequiel, Ezequiel trabaja con jóvenes y con adolescentes y conoce bien a fondo lo que significa motivar a los más jóvenes a que estén en esta etapa de sus vidas tomando un texto como la Biblia y utilizándolo diariamente, que desafío Ezequiel.

5 comentarios sobre “Los adolescentes y la lectura de la Biblia

  1. Excelente tu planteo Ezequiel. Clarísima tu exposición. Vamos a ponerla en práctica con sobrinos, hijos de amigos que están afrontando una adolescencia mucho más dificil -creo- que la que nos tocó vivir a nosotros en otras épocas. Los desafíos eran distintos ; la sociedad no se veía invadida por tanta influencia mediática a través de la tecnología actual que tiene una velocidad vertiginosa (tanto para los padres como para los hijos). Pero como bien lo destacás, los adolescentes de hoy nacieron con el control remoto en la mano y nos llevan -en ese sentido- gran ventaja. Contamos con el reconfortante apoyo de lo espiritual que nos aporta los elementos para salvar tanta diferencia. Alla vamos con el nuestro, con el verdadero sentido que debemos darle a la vida. Trataremos de achicar la brecha día a día. Manos a la obra. .

  2. Gracias por el programa y por compartir la experiencia como docente de adolescentes, es de gran bendición el planteamiento, análisis y mensaje del tema; lectura y la Biblia, nos permitirá a los padres las buenas guías y bosquejos, incluso a los adolescentes la oportunidad del autoanálisis. Respecto a la prioridad en la lectura de los Evangelios sobre el mensaje de Salvación ( Dios con Nosotros – Emanuel – Dios Hombre) permítame plantear mi personal y sinóptica experiencia hacia lo Espiritual: empezaría por Mateo (Leví el Apóstol de Jesús) que es la descripción de hechos clara y divinamente simple de Jesús entre nosotros; Lucas (el médico, discípulo y muy amigo de los primerísimos elegidos o Santos de la Iglesia de Jesucristo) describe la historia del perdón y misericordia de Jesús, la Sanidad y señales milagrosas de cura de Enfermedades; Marcos (Juan Marcos primo de Bernabé el discípulo que caminaba al lado de Pedro y tuvo que aprender de su amigo Pablo) describe el verdadero combate en este mundo que es el espiritual, enfatiza la expulsión de demonios o espíritus inmundos. Y Juan (El Apóstol o discípulo amado que estuvo Fiel –Hab2:4 o Ro.1:17 v.DHH– al pie de la cruz) describe de que el Hijo del Hombre Jesús es Dios, el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios y fue hecho carne y habitó entre nosotros, enfatiza los Secretos de la Revelación de Salvación en las propias Palabras de nuestro Señor Jesucristo, encontramos las Grandes Verdades Divinas. Cuando era adolescente era el libro del evangelio que no entendía, que no encajaba, que sobraba en mi joven visión quizá light, lo resumía como de controversia y parecía que de allí nacía todas las separaciones de las denominaciones, hasta el hecho de Dios es Amor, o primero es Señor me confundía. Pero ahora pido perdón y entiendo que es como todo el Evangelio, es de Contradicción (lo dice Lc.2:34 v. LBLA-méricas), porque el Evangelio de Juan es el de Mayor mensaje ESPIRITUAL como es la misma naturaleza de DIOS. Dios Bendiga a los Constructores y Colaboradores del Programa.

  3. …»Nuestros jóvenes necesitan la Biblia…»
    Excelente exposición, necesito diariamente la Palabra de Dios, ella me ayuda a vivir.

  4. Gracias por Tierra Firme, por sus contenidos, forma, claridad y acogedora calidez. Soy catequista católica (lo aclaro porque parece que ustedes son de otra iglesia cristiana) y aprendo muchísimo con cada tema que abordan. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *